domingo, 19 de abril de 2009

Resulta que a veces

Resulta que a veces no quiero pensar en nada.
Resulta que a veces me siento parte de un engaño.
Resulta que a veces me lastimo a mí misma.
Resulta que a veces no creo ni una palabra de las muchas que escucho.
Resulta que a veces te quiero más que a nada y a nadie.
Resulta que a veces sueño contigo.
Resulta que a veces siento que te burlas de mí.
Resulta que a veces quiero todo contigo.
Resulta que a veces no quiero ni saber que existes.
Resulta que a veces me confundes.
Resulta que a veces quiero volar y sólo termino estrellándome.
Resulta que a veces te necesito como al aire que respiro.
Resulta que a veces prefiero ahogarme.
Resulta que a veces no sé qué quiero.
Resulta que a veces te persigo, sin saber por dónde vas.
Resulta que a veces me gusta escucharte.
Resulta que a veces me gusta imaginar la soledad, la muerte.
Resulta que a veces necesito explicaciones.
Resulta que a veces tengo la culpa de todo.
Resulta que a veces, sólo a veces, como hoy, tengo ganas de fumar, beber, llorar, desaparecer.

Resulta.
Sólo a veces.
A voces.
Resulta.
No resulta.

1 comentario:

El callejón de los negros dijo...

Resulta que a veces no soy yo. y es otro. Pero sólo a veces.